sábado, 22 de octubre de 2011

¡que es la visión periférica?


¿Qué es la visión periférica?

Si has visto alguna vez una película de Bruce Lee es posible que te hayas dado cuenta de que no miraba fijamente a sus adversarios. Y, en cambio, se anticipaba a todos los ataques. Los veía venir. Utilizaba su visión periférica (entre otros muchos recursos.
Concepto
La Visión Periférica es aquella que te permite abarcar hasta casi 180º con tu vista. Cuando estás leyendo y sólo te fijas en la palabra o sílaba que estás leyendo en ese preciso momento utilizas tu Visión Central, que abarca poco más de 30º. Con esta última te fijas en lo que ves de forma que enfocas tu vista en el objeto que observas. Con la primera lo ves todo, aunque no nítidamente.
Ejemplos (de utilización de la Visión Periférica)
Deporte
Fútbol
En este deporte hay muchos ejemplos de jugadores con una gran Visión Periférica y suele notarse mucho en los que juegan en el centro del campo en la denominada posición de medio-centro. Disfrutan de una habilidad especial para ver huecos entre sus compañeros y las defensas contrarios. Hay ocasiones en las que te puedes preguntar cómo habrá sido capaz de ver el espacio, la posición de la pelota, del compañero al que le pasa el balón y de las defensas que tiene delante. Algunas veces se ha anticipado y antes de recibir él mismo el balón ya ha visto a dónde tiene que enviarlo nada más recibirlo. Pero otras veces no es así y simplemente ha hecho uso de su visión periférica para no mirar fijamente a nada y sí verlo todo. Algunos de los muchos ejemplos de jugadores que han demostrado tener una gran visión periférica son: Fernando Redondo, Michael Laudrup (sin jugar de medio-centro), Pep Guardiola, Xavi, Guti.

Ajedrez
Dicen de los Grandes Maestros de Ajedrez que no miran fijamente a ninguna ficha sino todo el tablero con vista relajada para así poder visualizar los posibles movimientos en las próximas jugadas.

Artes marciales
Como mencionaba al principio con el ejemplo de Bruce Lee, en las Artes Marciales se utiliza este concepto para ampliar el campo de visión, no enfocar la vista en nada y poder reaccionar antes.
Malabares
Cuando te fijas en alguna persona experimentada haciendo malabares, te das cuenta de que no mira fijamente a ninguna pelota. Normalmente están mirando hacia el centro y arriba. Aun así, cuando alguna de ellas se les va un poco hacia delante o hacia atrás, rectifican la posición de la mano que va a recibirla sin que se les caiga.

Laberintos
Cuando estás intentando hallar el camino de salida a un laberinto como los que hay en One billion mazes, por ejemplo. Si empiezas por el final, por la salida del laberinto, relajas tu vista y buscas el camino libre, te mueves muy rápidamente hacia la entrada al laberinto. Haces uso de tu Visión Periférica.

Conduciendo un coche
En la entrada a una rotonda, estando parada, si te pones a mirar de forma relajada al centro de la misma, verás todos los coches que están circulando por dentro y los que van a entrar antes que tú, los que se acercan a ti y los que están saliendo. Importante: no estoy recomendándote que hagas esto cuando vayas a entrar en una rotonda. Sólo te digo que, con sólo 5 segundos máximo mirando relajadamente al centro de la rotonda intentando abarcar con la vista las entradas y salidas de los lados, puedes ver todos los coches que van y vienen sin gran esfuerzo.

Aplicación a la lectura
Es muy importante la aplicación de este concepto a la lectura. Significa poder cambiar de fijarte en una sola palabra a conjuntos de palabras según lees. La diferencia en velocidad es muy grande. Imagínate que con cada golpe de vista, en lugar de leer una sola palabra lees cuatro, cinco. La velocidad que alcanzas es mucho más alta.
¿Cómo ampliar la Visión Periférica?
.
Con la Visión Periférica te percatas de una gran parte de lo que hay alrededor de un punto dado en el que fijas tu vista de forma relajada. Leer haciendo uso de un campo de visión amplio es una de las claves para leer a velocidades altas.
¿Qué puedes hacer para expandir tu Visión Periférica (y leer más rápido a consecuencia de ello)?
§  Mira  a un punto en la pared a unos 45º de altura. Escoge un objeto pequeño. Si es grande, pon distancia hasta que la perspectiva haya “disminuido su tamaño” al de un garbanzo. Ahora:
o    Lanza al aire, de una mano a otra, un llavero, juego de llaves, goma de borrar. Intenta cogerlo, cada vez que lo lanzas, con la mano libre empezando por una distancia de separación muy corta entre manos. Separa las manos según vas lanzando y cogiendo el objeto sin caídas.
o    Cuando hayas almacenado unos cuantos papeles en sucio, que ya no te sirven para nada y que vas a tirar a la papelera, haz una bola con cada uno de ellos y (siempre mirando al punto en la pared) lanza las bolas una a una a la papelera. Primero a distancias cortas y luego aumentándolas. Prueba a situar la papelera a distintas alturas y posiciones
o    identifica lo que hay en la habitación (tamaño, color, …)
§  Dibuja un punto (con lápiz) en el centro de una página de un libro y fija tu mirada en él. Identifica a su alrededor todas las palabras que puedas (arriba, abajo.). Acuérdate de borrar el punto dibujado cuando hayas terminado el ejercicio.
§  Andando, mira a un punto en el horizonte y percátate de todo lo que hay arriba, abajo, a un lado y a otro. Si este ejercicio lo puedes hacer al aire libre, en el campo, montaña o playa, mucho mejor. Si no, una calle ancha también es válida.
§  Coge una hoja de papel, colócala en sentido apaisado (el largo de la hoja va de derecha a izquierda) y traza un punto en el centro. A su alrededor, escribe letras y números separados de forma completamente aleatoria, es decir, a un lado, a otro, encima y debajo, sin seguir ningún orden ni patrón. Empieza por escribir sólo 15 letras y números en total. Fija tu vista en el punto central y, mientras la relajas, identifica todas las letras y números que puedas, sin dejar de mirar al punto que has dibujado en el centro de la hoja. Variantes:
o    Que otra persona escriba las letras y los números por ti.
o    Sigue poblando la hoja con más números y letras, no importa que haya repeticiones.
o    Cuando creas haber llegado al límite de tu campo visual y te queden caracteres (letras o números) sin identificar, desplaza tu visión del punto central a la letra o número más cercano al punto en la dirección del carácter o caracteres que te falta por identificar.
§  Mira al centro del último Mapa Mental que hayas elaborado y que no te hayas aprendido de memoria por completo todavía. Sin dejar de mirar al nodo central, identifica, en el primer nivel, cada rama que parte de él.  Primero la forma, luego el color, el nombre (de la rama). Pasa al segundo nivel y haz lo mismo. No se trata repasar el contenido del mapa y sí de trabajar la Visión Periférica identificando su contenido sin dejar de mirar al centro del mapa. Para cuando ya no puedas identificar nada más mirando al nodo central.
Si al principio de hacerlo se te caen muchas veces las llaves, encestas muy pocas bolas en la papelera, te quedas en el primer nodo del Mapa Mental porque no consigues identificar nada más allá; la próxima vez conseguirás más. Estás empezando a entrenar tú Visión Periférica y, mucho antes de lo que crees, la habrás aumentado hasta límites insospechados y estarás disfrutando de las maravillosas consecuencias que tiene sobre tu velocidad de lectura.
Algunos dibujos
Descripción: Campo
Descripción: Campo de visión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada